Sueño sabor a vainilla

Comencé por desearte de lejos

Te veía sin que me miraras

Te hablaba sin que me escucharas

Te pensaba sin que supieras quién era

Los días tan comunes sin ti

Las pláticas tan vacías sin ti

Tu risa tan lejos de mí

Y un buen día la Luna te mandó a mí

Y un buen día dejamos de ser extraños

Todo para empezar a existir

El tiempo tan lento al caminar

La vida tan llena de con tu platicar

Tomar tu mano y sentirme volar

Besar tus labios y sentirme inmortal

Comencé por creer que era un sueño

Un sueño en el que tendría que despertar

Un sueño que me volvería a la realidad

La realidad está aquí

La vida monótona está aquí

El tiempo es un porvenir

Y yo sigo congelado esperando a que vuelvas por mí

Vi The Amazing Spider-Man 2 y…

Spider-Man siempre ha sido un superhéroe difícil de proyectar por completo en el cine, desde sus responsabilidades, sus actividades salvando gente, los conflictos que tiene que sus seres amados, y esta dualidad que significa ser Peter Parker y Spider-Man.

La última película del arácnido que logró recrear esto, fue Spider-Man 2, dirigida por Sam Raimi y estrenada hace 10 años; una película que contaba con el balance perfecto de ser Peter Parker y sus responsabilidades como Spider-Man. Hoy, The Amazing Spider-Man 2, vuelve a conseguirlo.

La trama nos traslada a los eventos posteriores a la primera película; Peter Parker se siente mal por no respetar la promesa que le hizo al Capitán Stacy, de mantenerse lejos de Gwen Stacy, por el bien de ella. Es así como vemos el primer conflicto del arácnido.

Mientras su contra parte, Spider-Man, ha logrado ganarse a los neoyorkinos, quienes aclaman su nombre cada vez que éste lucha con algún maleante.

Lamentablemente, sucede lo mismo que ha pasado en las últimas películas de Marvel: El villano carece de motivación, de meta y simplemente pasa a ser alguien que quiere hacer “un algo” sin un “por qué” claro.

Lo destacado, es que vemos al Spidey que siempre hemos querido ver: Balanceándose por Nueva York, siendo gracioso sin ser pesado, un Peter Parker que entiende que “Un gran poder conlleva una gran responsabilidad” y toda la metáfora y sentimiento que representa ser Peter y Spider-Man.

Andrew Garfield y Emma Stone, hacen una química perfecta, y logran que el espectador sienta empatía por ellos. La actuación de Andrew es mejor como Spider-Man que como Peter Parker (aun así es mejor que en la primera entrega), mientras Emma Stone lo hace de manera increíble.

Jamie Foxx como Max Dillio / Electro es aburrido e inclusive molesto; mientras que Dane DeHaan como Harry Osborn / Green Goblin, llega a agobiar al quejarse todo el tiempo durante la película.

Por otro lado, los efectos especiales son asombrosos y el 3D ayuda a darle profundidad a las escenas de acción, siendo un plus muy agradable y que se agradece el buen empleo del efecto.

Los fans, verán más de una guiño referente al universo de Spider-Man, aunque aun así, quedarán abiertas muchas incógnitas.

The Amazing Spider-Man 2 se convierte en la película definitiva del arácnido, momentos alegres, momentos de dudas, momentos de gran acción y momentos de tristeza, todo en una película.

Otra gran decepción, es que no existe una final post-créditos, que ya 

se había hecho una tradición en los últimos años; esto, fue cambiado por un clip de cierta película próxima a estrenarse, pero la verdad, no es la gran cosa, así que si llevan prisa, mejor sálganse.

The Amazing Spider-Man 2, es la película mejor realizada de este superhéroe hasta el momento. No duden en verla.

Título original: The Amazing Spider-Man 2: Rise of Electro
Director: Marc Webb
Reparto: Andrew Garfield, Emma Stone, Dane DeHaan, Jamie Foxx
Duración: 142 minutos

image

To Tumblr, Love Pixel Union